Mensaje de error

Notice: Undefined offset: 1 en counter_get_browser() (línea 70 de /home/barranca/public_html/sites/all/modules/counter/counter.lib.inc).

Información General

Fecha de fundación:
12 de octubre de 1536

Nombre del/los fundador (es):
la expedición del conquistador Gonzalo Jiménez de Quesada

Para el año de 1536, época de la Conquista Española, el gobernador, Don Pedro Fernández de Lugo, tenía un propósito fijo, descubrir el nacimiento del río Magdalena sin reparar en costo ni esfuerzo alguno, tal como era el anhelo del conquistador Rodrigo Bastidas.

Gonzalo Jiménez de Quesada fue nombrado por el gobernador Fernández  de Lugo, como general encargado de la expedición; para tal fin, le fueron otorgados amplios poderes y libertad absoluta al momento de escoger sus compañeros de viaje.  Tierras pantanosas, asaltos de indígenas y ataques de fieras e insectos, fueron algunos de los contratiempos y momentos difíciles a los que se enfrentaron este grupo de conquistadores; adversidades y penurias soportadas, por la idea de encontrar un territorio abundante en riquezas.

Después de haber vencido mil dificultades, el 12 de octubre de 1536, la expedición fluvial divisó a lo lejos unas "Barrancas Bermejas", ubicadas a los 7° 04´ de Lat N, 73° 52´ de Long O a 75,94 msnm y 27,6 °C de temperatura media.

El 6 de abril de 1536 partió la expedición, que llevaba bajo sus órdenes a 700 infantes y 80 caballeros por vía terrestre y marítima. Todos ellos eran expertos capitanes, excelentes marineros y afamados guerreros curtidos y experimentados en la guerra de España contra los moros. Latora ó Latocca, era el nombre indígena de la hoy Barrancabermeja, por la cual pasaba el río Yuma, hoy río Magdalena.

El historiador socorrano, doctor Horacio Rodríguez Plata, en su libro La Inmigración Alemana al Estado Soberano de Santander en el Siglo XIX, cita a Gonzalo Fernández de Oviedoy Valdés, en su Historia General V Natural de las Indias, Islas y Tierra Firme del Mar Océano, que dice:

"Dos de los compañeros de Quesada testificaron que una jornada delante del pueblo de Latora hay una fuente de betún que es un pozo y que hierve y corre fuera de la tierra, y está entrando por la montaña, al pie de la sierra, y es grande cantidad y espeso licor. Y los indios tráelo a sus casas y úntense con ese betún porque le hayan bueno para quitar el cansancio y fortalecer las piernas: y de ese licor negro y de olor de pez y peor, sírvanse de ello los cristianos para brear sus bergantines".

Posteriormente uno de los grandes precursores de la independencia, Pedro Fermín de Vargas, natural de Cepitá, advirtió la importancia y la necesidad de la explotación comercial de esta "brea o chapapote", para "preservar los barcos de la broma". Los Yariguíes, etnia indígena habitante de la región de Barrancabermeja (tribu caribe), se resistieron ferozmente la invasión española. Empleado en los caminos que construyó Lengerke, de Zapatoca a Puerto Santander, descubrió los yacimientos de Barrancabermeja, que se los apropió el señor De Mares y fueron el inicio de la gran Empresa Colombiana de Petróleos, Ecopetrol.

Con el llamado proyecto liberal de apertura de caminos hacia el río Magdalena (principal vía de comunicación entre la Costa Atlántica y el interior de la República en el siglo XIX), se buscó la colonización del valle del Magdalena Medio, que hasta el siglo XIX se hallaba muy poco habitado debido a las agrestes y difíciles condiciones; por lo cual, los campesinos santandereanos fundan varias poblaciones como Betulia, San Vicente de Chucurí, Santa Elena del Opón y en el lugar conocido como Bermejales fundan la actual Barrancabermeja.

Por Barrancabermeja salieron las quinas de Manuel Cortissoz y de Lengerke, el mismo que en 1878 no encontraba "ni a peso de oro jornaleros ni arrieros que quisieran trabajar ni conducir arrias por aquel camino, de Bucaramanga a Puerto Santander, por temor a ser sacrificados por las flechas de los salvajes", descendientes del cacique Pipatón.

En abril de 1922, una comisión de la cámara de representantes visita a Barrancabermeja y a las petroleras de Infantas. De esta visita y según la Ley 5 de 1922 expedida por el Congreso, se autorizaba a la Asamblea para erigir en municipio el corregimiento de Barrancabermeja.